viernes, 5 de septiembre de 2014

CHAKRA RAÍZ O MULALDHARA


CHAKRA RAÍZ O MULALDHARA

El primer chakra se corresponde con la zona donde el cuerpo entra en contacto con la tierra cuando está sentado en la típica postura de meditación. Es nuestro lazo de unión con la vida física: en el plano físico, cualquier experiencia o relación se asocia automáticamente con el primer chakra, que evalúa de inmediato el entorno en busca de detalles como las dimensiones espaciales, formas, personas y todo lo relacionado con las características físicas. Este chakra nos pone en contacto con los grupos de personas que favorecerán nuestra supervivencia. Nuestra relación con el poder inicia con el aprendizaje dentro de nuestra familia y otros grupos sociales como los amigos, las pandillas, filiaciones religiosas y clases sociales. Otras formas de relacionarse con el grupo son la herencia genética, el legado étnico y la identidad nacional, así como las creencias, valores, actitudes y supersticiones de una comunidad.

El chakra Raíz te pone en contacto con tus lealtades familiares, tradiciones, rituales, leyes y con los elementos positivos de la sociedad que constituyen la identidad personal. La situación económica de nuestros padres, su predisposición psicológica y emocional y la situación geográfica forman parte de la ecuación cuya suma es igual a nuestra vida. Todo está preparado para tu viaje, incluidos los sistemas de valores sociales, étnicos y religiosos de tu familia, que son los cimientos de tu conciencia y las lentes a través de las cuales contemplarás tu primer encuentro con el mundo.

El primer chakra se relaciona con la cantidad de energía física y el deseo de vivir en el mundo físico. Cuando la fuerza vital está en pleno funcionamiento a través de los tres chakras inferiores, en combinación con un flujo de energía que desciende por las piernas, hay una afirmación clara y directa de la potencia física. El coxis actúa como bomba de energía en el nivel etéreo, ayudando a encauzar el flujo energético hacia arriba por la columna vertebral. Esta afirmación de la potencia física, combinada con la voluntad de vivir, da al individuo una “presencia” de poder y vitalidad; declara estar “aquí y ahora” y tener los pies bien puestos en la tierra. Actúa como un generador, dando energía a quienes le rodean y recargando sus propios sistemas energéticos, con una fuerte voluntad de vivir.
Cuando el centro coccígeo está bloqueado o cerrado, la mayor parte de la vitalidad física queda bloqueada y la persona no produce una fuerte impresión en el mundo físico. No está “aquí”. Evitará la actividad física, su energía estará bajo y puede que incluso sea “enfermiza”. Carecerá, en general, de poder físico.

Enfermedades generadas por el bloqueo de este chakra: Anemia, problemas sanguíneos o circulatorios, asma, bronquitis, constipación, problemas con el sistema endocrino, tratamiento de estrés, discapacidad, sordera, melancolía, parálisis, debilidad física, agotamiento, neumonía, tuberculosis, apatía, problemas con las extremidades inferiores, falta de equilibrio, problemas con los órganos reproductores y la sexualidad, resfríos, hipotermia, rigidez de miembros y articulaciones, inflamaciones, pesimismo, depresión, adicciones.


TEMAS PRINCIPALES: Dinero, finanzas, pertenencia familiar y social, apoyo, forma de vida digna, estar presentes en el aquí y el ahora, individualidad, salud, vitalidad, nutrición correcta, estabilidad, actitud mental positiva, instintos y actitudes heredadas, ancestros, raíces y lazos familiares y tribales, identidad física, apoyo a uno mismo, aceptación y entendimiento de los retos y obstáculos, equilibrio en las posesiones y la acumulación de dinero, desapego, enfoque, equilibrio y anclaje, auto-aceptación, descanso, ejercicio.
SÍMBOLO: loto de 4 pétalos dentro de un cuadrado
LOCALIZACIÓN: Base de la columna, coxis
ELEMENTO: Tierra
COLOR: Rojo
ARCÁNGELES: Gabriel y Jofiel
RAYOS: Rojo (amor y fortaleza), blanco (purificación), amarillo (sabiduría y belleza)
ENERGÍA: Lo físico, los cimientos
GLÁNDULAS: Adrenales
PARTES DEL CUERPO: esqueleto, huesos, columna, cadera, piernas, pies, rodillas, área genital
SIGNO/PLANETA: Capricornio/Saturno
CUARZOS: Rubí, granate, pirita, jaspe, cuarzo ahumado
EN EQUILIBRIO: Supervivencia, abundancia, seguridad, anclaje, lazos familiares, pertenencia al grupo social, salud física, bienestar, estabilidad, vitalidad, fortaleza interior y exterior.
EN DESEQUILIBRIO: Enojo, frustración, impaciencia, auto-destrucción, baja autoestima, sensación de no pertenecer y de no aceptar la presente encarnación, falta de vitalidad, cansancio crónico, compulsión, acumulación, adicciones.





CHAKRA RAÍZ O MULADHARA
AFIRMACIONES Y VISUALIZACIÓN

Cierra tus ojos e imagina que estás completamente rodeado y envuelto por un inmenso cubo de luz color rojo rubí. Siente y visualiza esta luz rodeándote por dentro y por fuera de tu cuerpo. Conviértete en el color rojo rubí del amor y la fortaleza e imagina cómo sería vivir libre de enojo, de actitudes auto-destructivas, de energía negativas propias y ajenas. Imagina cómo sería vivir en total abundancia, seguridad, equilibrio y ecuanimidad. Visualízate lleno de energía vital, con perfecta salud física y emocional, sintiéndote capaz de lograr cualquier cosa que te propongas. Lleva estas sensaciones hacia tu chakra raíz (hacia tu coxis) y repite en voz alta:

Yo Soy un ser hermoso. Yo Soy la imagen perfecta de la salud y la vitalidad. Yo Soy un creador poderoso. Yo Soy abundante. Yo Soy digno de amor. Yo Soy atractivo y atraigo sólo lo bueno. Yo Soy la determinación total para alcanzar mis metas. Yo Soy creativo y original. Yo Soy completamente consciente de mis cualidades. Yo Soy aceptado por la vida y acepto la vida. Yo Soy digno de tenerlo todo. Yo Soy felicidad y alegría. Yo Soy feliz en esta vida. Yo Soy sano, amado, feliz y completo. Yo Soy equilibrio y armonía. Yo Soy la energía que sigue a la intención del amor. Yo Soy balance perfecto, fortaleza y unión con la vida y así es.


Prácticas nautrales

La energía de nuestro chakra raíz se nutre con la energía y el sustento de la Tierra. La Tierra que nos sostiene y cobija nos transmite firmeza, equilibrio y estabilidad en el plano físico y en los planos psíquicos y espirituales. 
Mantenerte de pie, descalzo, consciente de la tierra bajo tus pies, te ayudará a llenarte de energía yin, es decir, energía femenina que te ayudará a nutrirte y fortalecerte en todos los sentidos.
Caminar en la naturaleza manteniendo la consciencia sobre el contacto de tus pies con la energía de la Tierra, sobre los colores de tu entorno y sobre la forma en que tú y la madre tierra se mueven y caminan al mismo tiempo, te ayudará a aumentar y fortalecer tu energía vital y a eliminar toda la energía negativa que ya no te sirve.
La Tierra puede ser una madre verdadera para ti si tú se lo permites; ella puede nutrirte, proveerte, cuidarte, guiarte y llenarte de paz, abundancia, fortaleza y equilibrio. Sólo tienes que agradecerle por todo lo que te brinda y apreciar a cada instante los más pequeños detalles que la Tierra pone ante ti.
Conforme aumentes tu consciencia sobre la Tierra y el elemento tierra en ti (tu equilibrio, fortaleza, estabilidad, abundancia), tu chakra raíz se fortalecerá y aprenderás a liberarte de todos los miedos y carencias que te impiden disfrutar plenamente de tu vida.

TIP ADICIONAL: El aceite o esencia de CEDRO nos ayuda a encontrar la estabilidad mental y emocional que necesitamos cuando nuestro chakra raíz está desequilibrado. Calma los nervios, elimina vibraciones de baja densidad relacionadas con la supervivencia y la carencia y nos ayuda a ver las cosas en su justa proporción.


Mudra 
Las puntas de los dedos anulares y pulgares de ambas manos se tocan ligeramente mientras los demás dedos permanecen extendidos y relajados sobre las piernas o el regazo.

Cuando la energía de tu chakra raíz esté desequilibrada o en deficiencia, puedes usar este mudra para equilibrarlo. Este mudra representa la unión de los chakras raíz (dedo anular) y garganta (dedo pulgar), de forma que nos permite comunicarnos con la Tierra para pedir su apoyo.
Al hacer este mudra, le expresamos a la madre Tierra nuestra necesidad de equilibrio y apoyo en todos los niveles.

Practicar este mudra varias veces al día mientras visualizas tu chakra raíz como una esfera de luz roja brillante y limpia, te ayudará a equilibrar las energías de todo tu cuerpo.
Puedes hacer el mudra con ambas manos y juntar las puntas de los 4 dedos (los 2 pulgares y anulares) permitiendo que se forme un moño o símbolo del infinito. Mientras lo haces, imagina la forma más extrema de la energía terrena: la erupción de un volcán, una explosión de vida y energía a través de tu chakra raíz. Concéntrate en esta imagen de la naturaleza y permite que el magma del volcán, lava roja y ardiente representando el poder puro de la Tierra, llene y limpie tu chakra raíz dejándote con una sensación de estar parado sobre tierra firme, con un gran equilibrio, estabilidad y fuerza vital para ser y hacer todo lo que deseas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguinos en Facebook