miércoles, 24 de septiembre de 2014

EL CUERPO COMO ESPEJO LA SOMATIZACIÓN



EL CUERPO COMO ESPEJO

LA SOMATIZACIÓN


Nuestro cuerpo es el resultado
de la herencia genética de nuestros
padres, pero también el espejo fiel de
nuestras ideas, de nuestros conceptos, de nuestras creencias. Para hablar de
somatización hay que hacer una diferencia fundamental entre el término
médico y el término que utilizamos en el lenguaje del día a día.
Desde el punto de vista médico los trastornos de somatización son hoy
lo que antiguamente se conocía como HISTERIA, también llamado Síndrome de
Briquet. Consiste en la aparición de numerosos síntomas físicos que comienzan
antes de los 30 años y en los que no es posible identificar ninguna enfermedad
que recoja todos los síntomas. Es una enfermedad crónica y grave
caracterizada por la presencia de muchos síntomas físicos, en particular de
una combinación de dolor y de síntomas de las esferas gastrointestinal, sexual
y neurológica. Para diagnosticar ésta enfermedad deben de cumplirse una
serie de criterios:
- Dolor en cuatro zonas diferentes (por ejemplo, cabeza, abdomen,
espalda y pecho) o en cuatro funciones diferentes (por ejemplo, dolor
menstrual, dolor al orinar, dolor durante las relaciones sexuales, etc.).
- Dos síntomas gastrointestinales diferentes del dolor (por ejemplo,
náuseas y vómitos).
- Un síntoma sexual y reproductivo que no sea dolor.
- Un síntoma psico-neurológico (por ejemplo, parálisis, afonía, retención
urinaria... de origen psicológico)
La medicina oficial dice que las causas de la somatización son
desconocidas y que a menudo se presenta como una característica familiar
(otra vez la dichosa genética). También dice que la gente con este trastorno
tiende también a tener trastornos de la personalidad caracterizados por
egocentrismo y una exagerada dependencia de los demás. ¡Así es imposible
que nadie pueda reconocer que ha somatizado un problema!
Desde el punto de vista del lenguaje del día al día todos sabemos lo
que significa decir que hemos somatizado un conflicto: al cuerpo le pasa algo
(algún síntoma) pero sabemos que antes nos ha pasado algo a nivel mental,

social, afectivo…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguinos en Facebook