miércoles, 10 de septiembre de 2014

4o CHAKRA: CHAKRA CORAZÓN O ANAHATA

CHAKRA CORAZÓN O ANAHATA

Visualización y afirmaciones

Cierra tus ojos e imagina que estás completamente rodeado y envuelto por una inmensa estrella de David (estrella de 6 puntas o Merkaba) de luz color verde esmeralda brillante. Siente y visualiza esta luz rodeándote por dentro y por fuera de tu cuerpo y creciendo desde tu chakra corazón. Conviértete en el color verde esmeralda del amor incondicional y la armonía e imagina cómo sería sentirte siempre abundante y proveído, sentirte bello, valioso, completo; saber que siempre estás creciendo y evolucionando, que todo en tu vida está en perfecta armonía y equilibrio.
Visualízate rodeado únicamente de relaciones amorosas, sabiendo que te has perdonado y has perdonado a todos sus errores pasados; siente la energía del amor envolverte por completo con una sensación de verdad, compasión y tranquilidad. Siente lo que sería ser capaz de recibir todo el amor que la vida tiene para ti y tener siempre la esperanza de algo mejor. Deja ir la amargura, sabe que tienes un espacio propio y una dirección que Dios te irá marcando en los tiempos correctos. Lleva estas sensaciones hacia tu chakra corazón (centro de tu pecho) y repite en voz alta:

Me amo y me acepto exactamente como soy. Me amo y me nutro con todo lo bueno que la vida tiene para mi. Soy feliz al intentar cosas nuevas. Mi visión es clara y mi espacio es sagrado. Me rodeo de belleza y reconozco la belleza en mi. La esperanza es mi refugio y la verdad del amor me rige. El amor me rodea y lo veo claramente en cada situación de mi vida. Perdono a todo el mundo, me perdono a mi mismo y perdono el pasado. Soy libre para ser yo, para amar y ser amado siempre en la misma medida. Reconozco que sólo puedo amar y amarme como Dios me ama.

CHAKRA CORAZÓN O ANAHATA

TEMAS PRINCIPALES: Abrirse al amor hacia uno mismo y hacia los demás, capacidad de perdón, encontrar el propio espacio, ver claramente hacia delante, capacidad de dar y recibir, ir con la corriente, equilibrio interior y exterior, contacto físico, amabilidad, entendimiento, rendición del ego, ser capaz de dar espacio a los demás; la capacidad sanadora del amor. 

SÍMBOLO: Loto de 12 pétalos
LOCALIZACIÓN: Centro del pecho, a la altura de los pezones (frontal) y en las vértebras dorsales, entre los omóplatos (posterior)
ELEMENTO: Aire
COLOR: Verde
ÁMBITO: Equilibrio, espacio, lo emocional
GLÁNDULA: Timo
SIGNO/PLANETA: Libra, Tauro/Venus, Sol
ARCÁNGELES: Chamuel, Rafael, Raguel
RAYOS: Rosa (amor incondicional), Verde (armonía y sanación)
CUARZOS: cuarzo rosa, malaquita, jade, esmeralda, aventurina, rodocrosita, rodonita
PARTES DEL CUERPO: Corazón, pulmones, sistema circulatorio y respiratorio
EN EQUILIBRIO: Apertura del corazón, voluntad de compartir, devoción, espacio propio, no juicios, perdón de uno mismo y de los demás, capacidad de ver las cosas desde diferentes ángulos, relaciones amorosas, límites sanos, compasión, empatía, serenidad ante el caos, ternura, sentirse apreciado.
EN DESEQUILIBRIO: Sensación de rechazo, criticismo, prejuicios, separación, falta de amor, amor condicionado, sentirse no merecedor de amor, envidia, aislamiento, depresión, amargura, miedo a la intimidad y al compromiso, resentimiento, traición.


CHAKRA CORAZÓN O ANAHATA
Mudra del loto


El chakra del corazón puede encontrar dificultades para abrirse por miedo o amargura relacionados con el pasado. El mudra del loto estimula la energía de este chakra liberando todo lo que ya no sirve al propósito de la energía sanadora del corazón. Este mudra es un símbolo que representa la capacidad del corazón para abrirse y recibir, o bien dejar ir, sin limitación y sin miedo. Permite que el corazón se desenvuelva en todos los aspectos de la vida y que el amor entre y salga desde nosotros y hacia nosotros para que podamos experimentarnos como el amor mismo.

Coloca tus manos en esta posición a la altura del chakra corazón (las yemas de los pulgares y meñiques de ambas manos se tocan mientras los demás dedos permanecen extendidos y abiertos de forma relajada) e imagina tus manos como una vasija dorada. Permítete atrapar o recibir todo el amor al que no te habías abierto hasta ahora y admítelo dentro de ti. Siente la energía de este amor entrar por tu chakra corazón y recorrer todo tu cuerpo. Envía energía de amor, perdón y compasión hacia todas las personas y situaciones que te hayan causado daño, dolor o amargura. Este mudra funciona como una llave que te ayuda a desenterrar tus sentimientos enterrados o inhibidos para que puedas verlos desde otra perspectiva y así, expresarlos y dejarlos ir. Siente la cualidad del amor que eres capaz de darte a ti mismo como si fuera un néctar dorado que llena todo tu ser. Permite que el amor siga entrando hacia tu corazón hasta que puedas ver cómo se derrama entre tus dedos para irradiarse hacia el mundo entero y repite en voz alta: "Mi copa se derrama".

4o CHAKRA:
CHAKRA CORAZÓN O ANAHATA


Este chakra es el corazón del cuerpo. Como guardián de la sabiduría y del poder del perdón y la liberación, este chakra controla las cuestiones relacionadas con los sentimientos, desde el amor, la compasión, la generosidad y la empatía, hasta el odio, los celos y la maldad. 

Este chakra también controla los retos espirituales del perdón de los demás y de uno mismo, y da a cualquier actividad o intercambio una importancia personal.
Este centro es el más vital de todos porque el amor, la pasión, la envidia, la generosidad, la compasión y cualquier sentimiento relacionado con tus miedos y cualidades residen en él.
Donde esté tu corazón está tu poder. Sin esta energía ningún sentimiento puede manifestarse ni aflorar, ni las relaciones amorosas ni la creatividad artística.
Las percepciones del cuarto chakra evalúan tu reacción emocional ante cualquier entorno y la transmite al quinto chakra para ayudarte a decidir cómo comunicarás tus reacciones a los que te rodean. Este centro también controla la inspiración emocional que genera la creatividad excepcional.

Este chakra es el centro a través del cual amamos y a través del cual fluye la energía de conexión con la vida.
Cuando está en funcionamiento equilibrado, nos amamos a nosotros mismos y a todos los que nos rodean, incluyendo a las criaturas de la Tierra.
A través de este centro conectamos cordones con los corazones de nuestras parejas y seres queridos. Cuando este centro está abierto puedes ver la exclusividad y la belleza únicas de cada persona, así como sus aspectos negativos. Cuando está cerrado, se tienen dificultades para amar sin esperar nada a cambio.
El chakra del corazón es el más importante para el proceso curativo. Todas las energías metabolizadas mediante este chakra ascienden por la columna energética hacia el interior del chakra corazón antes de salir por las manos o los ojos del sanador.
En el proceso de curación, el corazón transmuta las energías del plano terrestre en espirituales, y las energías del plano espiritual en terrenales para que el paciente las utilice.
El chakra corazón trasero se relaciona con la voluntad egocéntrica o voluntad exterior. Es el centro desde el que actuamos en el mundo físico para perseguir lo que queremos. Si gira correctamente, nuestra actitud sobre la consecución de objetivos será positiva y veremos a los demás como soportes para alcanzar nuestras metas, experimentando la sensación de que nuestra voluntad y la voluntad divina están de acuerdo. Si este centro está cerrado o bloqueado, creemos que la voluntad de Dios y la de los demás es opuesta a la nuestra; parecerá que la gente se opone a nuestros objetivos.

Enfermedades generadas por el bloqueo de este chakra: Enfermedades cardíacas, presión sanguínea alta, úlceras, agotamiento, dolor de cabeza, problemas nerviosos, fiebre, balance del metabolismo, asma, problemas de espalda media y baja, gripa, cólico, erisipela, extenuación, problemas de hígado, irritabilidad, laringitis, malaria, neuralgia, sobre-estimulación nerviosa, insomnio, sífilis, úlceras, enfermedades venéreas, estrés, traumas y duelos.

TIPS PARA EMPEZAR A TRABAJAR CON TU CHAKRA CORAZÓN

CHAKRA CORAZÓN O CUARTO CHAKRA (en el centro del pecho)

1. Tomar alimentos frescos de color verde (lechuga, limón, pera, manzana, pepino, etc.)
2. Usar cuarzos y gemas de color verde o rosa sobre tu cuarto chakra (previamente programados como hemos indicado aquí) como el cuarzo rosa, la esmeralda, jade, rodonita, etc., o llevándolos contigo durante el día
3. Pensando en las personas que más te han hecho sentir decepcionado, triste o traicionado, escríbeles una carta con todo lo que sientes. Desahógate completamente y permite que fluyan todas las sensaciones y emociones. Al terminar tus cartas, prende una vela rosa y quémalas mientras repites: "lo siento mucho, perdón, te amo, gracias, te libero y me libero"
4. Dedica un día del mes a hacer algo por otras personas o seres que te haga sentir feliz, generoso y satisfecho (donar dinero, ir a un albergue para ancianos y pasar tiempo con ellos, ayudar a un niño de la calle, rescatar a un animal o ayudar a algún albergue de animales).
5. Coloca 5 gotas de aceite o agua de rosas sobre tu chakra corazón. Abre los brazos en cruz y mientras inhalas y exhalas profundo, pide a los ángeles del amor incondicional y al Arcángel Chamuel que te ayuden a encontrar las formas, circunstancias y personas correctas que te enseñen a abrir tu corazón al amor. Visualízate viviendo con amor en cada ámbito de tu vida y ve cerrando poco a poco los brazos hasta darte un gran abrazo a ti mismo, sabiendo que con ese abrazo estás haciendo tuyos y reales tus deseos.
6. Imagina tu cuarto chakra como una esfera de luz color verde esmeralda brillante con destellos rosas, del tamaño aproximado de un balón de soccer. Trata de sentir intuitivamente la intensidad del color, del movimiento y la dirección de la energía de tu chakra. Inhala y exhala profundamente mientras afirmas: "tengo derecho a amar y ser amado. Tengo derecho a dar y recibir amor. Tengo derecho a servir a la vida de la misma forma en que soy servido por ella."

RECUERDA: La energía sigue a la intención. Pon tu intención en el equilibrio, purificación y armonización de tu chakra corazón y de todos los asuntos relacionados con él y comprométete contigo mismo a empezar a reclamar tu derecho a amar y a ser amado plenamente.


CHAKRA CORAZÓN Y ARCÁNGEL RAFAEL 

El chakra corazón es el encargado de generar, absorber y volver a enviar a la Tierra y al Universo la energía sanadora y purificadora del amor, la generosidad, la empatía y la comunión con todos los seres.
Cuando las primeras capas de este chakra está abiertas y equilibradas, tenemos una gran sensación de amor, gratitud y gozo por la vida que estamos viviendo, lo que a su vez nos permite abrirnos al plan mayor de Dios para nosotros, pues nos liberamos de todo miedo y toda creencia falsa sobre el amor; aceptamos el amor como la única realidad y entendemos que somos amados infinitamente por toda la creación y que, en consecuencia, amamos a toda la creación.

Arcángel Rafael ("sanación de Dios"), encarna la fuerza del planeta Orión, y actúa como el Sanador Divino que nos lleva a comulgar en paz, equilibrio, alegría y gratitud con la Madre Tierra. Su misión es enriquecer nuestro viaje con el entendimiento de la ínter-conexión, la empatía y la unidad, armonizando todos los aspectos de nuestro ser conforme profundizamos en las riquezas de nuestra vida y nuestra alma.

Para trabajar con el chakra corazón y Arcángel Rafael, cierra tus ojos, respira lenta y profundamente y visualiza tu chakra corazón como una esfera de luz verde esmeralda brillante. Reflexiona en las siguientes afirmaciones como si fueran un hecho en tu vida, tomándote el tiempo necesario para visualizar cada afirmación, tomando consciencia de qué te hace sentir cada una; trata de encarnar estas afirmaciones y de fundir la esencia de tu chakra corazón con la esencia divina de Arcángel Rafael:

- Soy un ser capaz de sentir paz y tranquilidad en cada momento de mi vida
- La inteligencia de mi corazón guía cada uno de mis actos, decisiones y omisiones
- Mi vida es un ejemplo de la pureza y la belleza de mi amor
- Expreso la creatividad de mi amor a través del juego y el placer
- Soy un ser en profunda comunión con la naturaleza
- Soy un ser purificado y armonizado en cuerpo, mente y espíritu
- Soy un ser con profundo arraigo y entendimiento de mi unidad con la Tierra
-Soy empático compasivo en todas mis relaciones, empezando por mi relación conmigo mismo

Siente la energía de Rafel fundirse con la tuya; visualízate viviendo y siendo estas cualidades de purificación, comunión, empatía y arraigo:

"Que la Sanación de Dios me mantenga sano. Que la Sanación de Dios mantenga la pureza de mi vida. Que la Sanación de Dios me libere de todo miedo. Que la Sanación de Dios me arraigue en la paz y la unidad. Así sea, así es y así será.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguinos en Facebook