sábado, 6 de septiembre de 2014

2o CHAKRA: CHAKRA SACRO O SVADHISTHANA

2o CHAKRA: CHAKRA SACRO O SVADHISTHANA

Este chakra se sitúa en los órganos sexuales y la zona lumbar. Mientras que el poder inherente al primer chakra forma parte de una familia tribal o grupo energético, la energía del segundo se centra en la capacidad individual para gestionar el poder de la sexualidad, el dinero, la influencia o el control sobre otros, la competitividad y la autodefensa. Los aspectos en los que se centran los chakras cercanos entre sí se solapan, de manera que estas energías del segundo chakra se relacionan con la preocupación por la supervivencia del primer y tercer chakras. La capacidad de ganar dinero y administrarlo, así como la orientación sexual o las actitudes relacionadas con el sexo, nuestro nivel de poder personal y la forma en que lo usamos son aspectos controlados por este chakra.

En el plano de la percepción física, este chakra analiza inmediatamente cualquier situación según sus repercusiones en nuestra supervivencia física, nuestro poder, nuestra economía y nuestra apariencia. También ayuda a identificar cualquier posible amenaza que afecte a nuestros seres queridos. A través de este centro nos relacionamos con las adicciones de cualquier tipo. La necesidad de protagonismo o de decir la última palabra en una discusión es una forma de adicción tan real como las drogas, ya que la adicción es el acto de entregar tu poder a una sustancia que te controla.
Este chakra es el de “enfrentamiento o huida” y actúa también en los momentos de creatividad y en la necesidad de dar a luz, sea literal o figuradamente, a proyectos creativos; igualmente, el aborto real o figurado (cuando no eres capaz de terminar tus proyectos creativos) se relaciona con este chakra. Las violaciones (físicas, emocionales o psicológicas) y la energía dedicada a la venganza son fruto del segundo chakra bloqueado. Para liberarte del odio o de las viejas heridas, debes ascender por la escalera de los chakras hasta identificar una experiencia dolorosa de forma simbólica (puedes utilizar los arquetipos que se mencionan en este portal) y objetiva.

El centro púbico (segundo chakra delantero) se relaciona con la calidad del amor hacia el sexo opuesto. Cuando está abierto facilita el dar y recibir placer sexual y físico. Si tienes abierto este centro, lo más probables que disfrutes con el coito y tengas orgasmos. No obstante, el orgasmo total del cuerpo requiere que todos los centros estén abiertos. El centro sacro (segundo chakra trasero) se relaciona con la cantidad de energía sexual. Con este centro abierto, la persona siente su potencia sexual. Si bloqueas este chakra, tu fuerza y potencia sexuales serán débiles y decepcionantes. Probablemente no tendrás mucho impulso sexual y tratarás de evitar el sexo negando su importancia y su placer, dando lugar a la desnutrición de esta área. Dado que el orgasmo se encarga de llenar el cuerpo de energía vital, el organismo no será alimentado y no recibirá la nutrición psicológica de la comunión y el contacto físico.
El chakra sacro se une con el chakra púbico en la espina dorsal, donde la fuerza vital muestra su segundo impulso físico y su fin más poderoso: el deseo de la unión carnal. El bloqueo del centro púbico puede ser una incapacidad en la mujer para alcanzar el orgasmo, siendo incapaz de abrirse a la alimentación sexual de su pareja y recibirla; no podrá contactar con su vagina y quizá no disfrute de la penetración. Puede que incluso desee ser la parte agresiva del coito, estar encima e iniciar la mayoría de los movimientos. Su distorsión en este caso consiste en mantener siempre el control. Cuando es el hombre quien sufre el bloqueo, podrá experimentar el orgasmo prematuro o la incapacidad para lograr la erección; siente temor, en algún nivel profundo, de soltar toda su potencia sexual y la retiene. En estos casos, contar con una pareja que acepte, comprenda y se comprometa intensamente es una bendición.

Enfermedades generadas por el bloqueo de este chakra: Asma, bronquitis, gripas y resfriados, epilepsia, piedras en los riñones, tumores malignos y benignos, problemas pulmonares, cáncer, problemas menstruales, agotamiento mental, problemas de riñones y páncreas, impotencia, frigidez, anorgasmia, reumatismo, problemas intestinales y digestivos, desórdenes alimenticios, soledad, depresión, duelos y traumas, infecciones vaginales, parálisis emocional.


CHAKRA SACRO O SVADHISTHANA
PRÁCTICAS NATURALES

El chakra sacro es el chakra del agua y el agua es la sustancia más preciada en la Tierra. Al pararnos frente a las orillas del agua, podemos ver reflejado el universo infinito, de forma que la tierra y el cielo se nos reflejan como uno mismo, y el vínculo entre ambos es el agua. Simbólicamente, el agua representa nuestra lucha por alcanzar la unidad entre el cuerpo y el espíritu, la forma última de la paz, lucha que vivimos a diario a través de las emociones.
Cierra ahora tus ojos e imagina una noche estrellada de luna llena reflejándose en un espejo de aguas tranquilas y concéntrate en tu segundo chakra, 3 dedos debajo de tu ombligo. Con tu simple intención, permite que tu cuerpo actúe como el espejo de agua y trata de identificar cualquier emoción destructiva o no resuelta disfrazada en tu cuerpo en forma de dolor o tensión. Cuando la ubiques, regresa tu atención a tu chakra sacro y permite que la paz de la luna brille sobre él. De la misma forma en que el cielo y la tierra se unen el reflejo del agua, tu espíritu reflejado en la energía de tu segundo chakra se irá unificando con tu cuerpo conforme practiques este ejercicio.

TIP ADICIONAL: El aceite de Iris o la flor de Iris ayuda a armonizar tu mente y tus emociones y te protegen cuando te sientes vulnerable, ayudándote a establecer un puente de comunicación entre tu cuerpo y tu ser interior.
Coloca 3 gotas del aceite en el área del vientre, 3 dedos por debajo de tu ombligo, y 3 gotas en el área lumbar, frotando suavemente en el sentido del reloj. Si no consigues este aceite, compra una flor Iris y colócala sobre tu chakra sacro durante 5 minutos con la intención de que absorba toda energía negativa de este centro y equilibre tu energía interior y exterior. Al terminar, coloca la flor en agua y déjala ahí hasta que se marchite.




CHAKRA SACRO O SVADHISTHANA
MUDRA DE VENUS

La energía del segundo chakra es increíblemente poderosa, pues es donde residen nuestros impulsos sexuales, los cuales, si son dirigidos por y hacia el acto del amor, pueden llevarnos a una experiencia cercana a la iluminación. Esta energía es capaz de fortalecernos también a nivel mental y el mudra de venus puede ayudarnos a activar esta energía de Svadhisthana.
Este mudra con los dedos envueltos en posición de ruego, representa la forma en que lo masculino y lo femenino se complementan de manera perfecta, tal como el cuerpo y la mente pueden complementarse y unirse en armonía una vez que se despierta el poder del chakra sacro.
Esta posición de las manos muestra el respeto que debemos tener ante el regalo de la energía de Svadhisthana y expresa el deseo de llevar tu energía sexual hacia el plano del espíritu para unir la fuerza creativa del plano físico con la ley de manifestación del plano espiritual.

Dedicar a diario 10 minutos a mantener esta posición a la altura del chakra sacro mientras visualizas la imagen del agua y el fuego uniéndose y fundiéndose sin consumirse mutuamente, te ayudará a equilibrar y fortalecer las fuerzas yin y yang dentro de tu ser.
Siente el calor del fuego llenar toda la zona del vientre bajo y las lumbares mientras se queman todas las viejas energías, los traumas y emociones dolorosas del pasado y se reavivan tus pasiones, deseos y emociones más sublimes. Luego siente la fluidez del agua lavar y sacar de tu cuerpo todos los restos emocionales y mentales que ya no te funcionan, al tiempo que visualizas que todo en tu vida empieza a fluir y a desenvolverse de manera armónica con tu mayor felicidad y en los tiempos perfectos para ti.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguinos en Facebook