martes, 3 de junio de 2014

Los animales del Circo.



Los animales del Circo



Ralph era un mono muy simpático quien fue separado de su madre cuando era muy pequeño, los humanos que lo cazaron lo vendieron a un circo. Por lo que había escuchado Ralph, el circo era un lugar muy divertido y a pesar de su tristeza  por la separación de su madre, la idea de ir ese lugar lo entusiasmó.  Al poco tiempo de llegar, se dio cuenta de una cosa esencial: El circo era muy divertido para el público, no para los animales que eran obligados a salir y hacer trucos.

Tras varios años de soportar regaños y maltratos de parte de los dueños, Ralph decidió que era hora de hacer algo para por fin darle un alto a su situación. Muy inteligentemente se las arregló para hablar con los otros animales que eran parte de la atracción.  Al principio los otros animales le respondieron con un rotundo no, creo que tenían miedo de lo que les podía pasar en caso de que los dueños se enteraran de que estaban inconformes, seguramente les darían latigazos y los privarían de la comida durante unos días.

Fue el León Jerry, quien tras un acto malogrado, seguido por azotes, se decidió a hacerse cómplice de Ralph. Cuando los otros animales del circo descubrieron que el gran león estaba de acuerdo con el mono decidieron unirse a la iniciativa y desarrollar un plan de escape.

Cierto día, al finalizar el acto 3, todos los animales salieron de su rutinaria presentación y comenzaron a causar miedo a la gente, los monos lanzaban cosas a la gente,  las jirafas y elefantes se abalanzaban contra el público, las leonas y leones se paseaban entre la multitud rugiendo y causando pánico. Los espectadores huían despavoridos, el circo era un caos.  Tras unos minutos todos los animales pudieron escapar de esa prisión.  Desde aquel entonces, los circos quedaron vetados en el pueblo y tener animales en cautiverio fue prohibido. Los animales que antes vivían con miedo ahora eran libres y felices.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguinos en Facebook