jueves, 5 de junio de 2014

La trágica historia de Bambi


La trágica historia de Bambi


La luna brillaba con su máximo esplendor, la tranquilidad se percibía en los altos arboles y pinos del bosque. Todos los animales dormían pacíficamente, todos excepto uno: Bambi el pequeño ciervo. Había algo en la imagen del cielo que siempre lo maravillaba. Todas las noches en cuanto su madre se dormía, trotaba hasta un lindo prado, en donde se podía apreciar la luna completamente rodeada de estrellas.

Aquella noche sin embargo, había tenido una fuerte discusión con su madre, por lo que estaba furioso con ella y no le importó esperar a que se durmiera para trotar hacia el prado, no le importó incluso que su madre lo llamara desde la distancia pidiéndole disculpas. Si tan solo Bambi hubiera sabido lo que el futuro le tenia preparado…

Apreciando la belleza de la noche y embelesado con las maravillas de la naturaleza, no se dio cuenta de lo que pasaba solo a unos kilómetros de distancia, justo en donde su madre se encontraba. Se escucharon disparos y lamentos, sin embargo Bambi seguía fascinado con la vista, tal ves era el hecho de que era muy distraído, o simplemente estaba tan enfadado que sus oídos se negaron a escuchar el sonido del peligro inminente. Lo cierto es que no se percató de que unos humanos habían invadido su hogar.

Cuando por fin salió de su embelesamiento con la luna y las estrellas, y sintiéndose muy contento, se dirigió a su hogar con ganas de perdonar a su madre y abrazarla. Grande fue su sorpresa y mucho más su tristeza al darse cuenta que los humanos habían vaciado su hogar de todo rastro de vida. Se dirigió hasta el cuerpo inerte de su madre y tras comprobar lo que tanto le aterraba cerro los ojos, le dio un tierno beso en la mejilla y con lagrimas brotando como ríos sobre sus mejillas, le dijo: Perdóname mamá, te amo y siempre vivirás en mi corazón.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguinos en Facebook