martes, 13 de enero de 2015

La muerte de lo efímero, la muerte que es nacimiento

La muerte de lo efímero, la muerte que es nacimiento




  • Hoy me acerco a hablaros de la muerte, la muerte de lo efímero, la muerte que es nacimiento. Todo nacimiento trae implícita una muerte, y toda muerte trae implícito un nacimiento. En esta etapa de transición, un viejo modelo llega a su decadencia hasta la muerte, este es el viejo sistema del miedo, de la limitación, de la rigidez, de la resistencia. Esta muerte trae un nacimiento. Un nacimiento que os da lo que es Eterno: muerte y nacimiento en permanencia.
    Las etapas que habéis vivido como preparación para llegar a vivir el momento de vuestra traslación dimensional os han traído al momento de poner los pies en la Tierra, de arrodillarse en la Tierra y entregar toda limitación, todo condicionamiento, abandonar, dejar morir la personalidad como herramienta egótica, es decir, impidiendo la libre circulación de la Luz en vosotros. Toda esta personalidad de la sombra está ahora mismo afrontando su propia muerte.
    Esto se puede vivir a buen seguro de muchas maneras. Cómo siempre y como todas las consciencias que se han expresado durante estos años os han dicho, la más sencilla es abandonarse a la Luz, entregar a la Luz vuestra Esencia.
    Hoy os aporto la vibración del Aire, del triángulo elemental del Aire. Lado donde se sitúa también vuestro Canal Marial, o canal de contacto con los seres Unificados. Nuevas manifestaciones pueden aparecer a nivel de vuestra oreja izquierda o derecha indicando una descompresión, una liberación, un alivio de vuestras capas aurales siendo quemadas ahora mismo por el Fuego del Espíritu quemando a vuestro Corazón, incendiando y abriendo los 7 Sellos. Esto implica una pérdida de densidad en vuestra inmediatez. Entonces dejáis pasar estos fenómenos de vuestro Anthakarana manifestándose a través de la amplificación de la nota Si, llegando quizás a una total invasión de vuestra percepción auditiva y también por una especie de temblores manifestando la descompresión a nivel de vuestro oído.
    El Fuego viene a quemar y esto es necesario en esta intensificación de la penetración de la Luz Vibral. A nivel de la atmósfera manifestando la llegada y las señales abundantes del Arcángel Mikaël, llegando también a vuestro Cuerpo de Luz encendiéndose dentro de vuestro Corazón. Resucitando vuestro Cuerpo Etérico de Fuego aquí mismo superponiéndose a vuestro cuerpo físico.
    No esperéis a que las señales sean muy evidentes y potentes para situaros adentro vuestro. Aprovechad vuestros pequeños actos cotidianos si es así en vuestra vida, o aun así si ya estáis pasando por las limpiezas a nivel de la Madre Tierra. No esperéis ninguna señal, ningún momento por venir, ninguna situación de contexto mejor, pues ahora mismo vuestro Fuego y vuestra Eternidad están dentro vuestro, aquí y ahora. Está en vosotros para dejar morir el efímero para vibrar y quemar ahora mismo en el Fuego de la Verdad. Hagamos Comunión con el Fuego intensificándose en la Danza de los Elementos
    …Efusión de la Danza de los Elementos…
    Volveos fluidos y frescos como el Agua para atravesar este período, para hacer ágiles vuestros sentimientos. Cuanto mejor aprendáis a surfear esta Oleada, Oleada de Luz, Oleada de manifestaciones, resoluciones, reunificaciones a nivel de vuestra vida; culminaciones. Dejaos traer, no volváis a la rigidez, dejad vuestro cuerpo danzar.
    Yo soy Rumi aportándoos desde el Aire la Danza de los Elementos. Como nuestro Comandante (O.M. Aïvanhov) anunció que todo estaba cumplido, ahora podemos decir que todo está a punto para manifestarse. Todo está en su momento de refinación adecuada, situando a cada cual en su buen lugar tanto dentro como fuera.
    Llega el momento de la Eternidad, el momento de la no-existencia, del Ser. Momento donde el Fuego de la Alegría y el Fuego de la Verdad resucita de nuevo. El Absoluto es más que nunca vuestro objetivo, así como vuestra Esencia. Desde el estado que no puede ser mencionado abrazáis toda existencia, toda manifestación. Unificando la muerte y el nacimiento en constante manifestación, las dos a la vez, haciendo surgir la chispa de la Vida Eterna.
    _______________________________________________________________
    Solo siente para entender el mensaje.

    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario

    Seguinos en Facebook