viernes, 28 de noviembre de 2014

UNA MUJER BELLA


UNA MUJER BELLA

"Una mujer bella, siempre será bella. 
Aun cuando el mundo diga lo contrario y la sociedad establezca cánones o estereotipos de perfección. 
Una mujer bella es aquella que en sus ojos se proyecta lo mejor del mundo. La lumi
nosidad de las estrellas y la infinitud del universo.
Una mujer bella es capaz de brindar paz al inquieto, risas al triste, locura al más serio, y amor al solitario.
Una mujer es bella cuando de sus labios florecen sonrisas contagiosas que vuelan en el viento y se impregnan en los demás.
Una mujer bella es como un diamante: precioso y escaso, puro y transparente. Es el imán más poderoso: atrae y atrapa a las personas, las contagia de dicha, júbilo y alegría. Su belleza es inigualable, incontenible, inagotable.
Una mujer bella es un ángel terrenal que nos enseña que este mundo no es mundano, que el paraíso puede hallarse en la tierra y no sólo en el cielo.
Que la vida es maravillosa, llena de misterio y fantasía, llena de locuras, amor y alegrías.
La belleza de una mujer puede hallarse en cosas tan sencillas como un gesto, una palabra, una caricia, aunque sea a distancia. Tenue, sutil, consistente.
Da igual si está triste, da igual si cambia de aspecto. Si, por ejemplo, se corta el cabello o se siente opaca , ¡da igual, da igual!.
Porque una mujer bella, siempre será bella.
Aun cuando no lo quiera, aun cuando reniegue contra sí misma, porque su carisma luminoso, transparente y mágico, seguirá brillando eternamente, seguirá y seguirá por siempre.
La belleza no está en la perfección, está contenida en sí misma. Es autónoma y se sustenta en su propia luz, en su propia belleza.
Por eso, una mujer bella, siempre será bella." 


— Amor con palabras. William Osorio Nicolas 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguinos en Facebook