miércoles, 25 de febrero de 2015

Consciencia de la anatomía del sistema respiratorio y de los 5 vayus.


Consciencia de la anatomía del sistema respiratorio y de los 5 vayus.




Respirar es la toma y expulsa de aire hacia los pulmones, causado por el cambio de la forma de las cavidades torácica  y abdominal.
En el cuerpo existen dos cavidades, una la torácica y la otra la abdominal, la torácica contiene a los pulmones y el corazón y la abdominal contienen el resto, páncreas, hígado, riñones, intestinos. Estas dos cavidades están unidas por dentro al diafragma que es el músculo respiratorio principal, digamos el originador del movimiento de tórax y abdomen, se asemeja a una medusa y cubre a los órganos por arriba de pulmones y corazón y por abajo en la base pélvica. Es el diafragma el que crea espacio al cambiar el tórax en forma y volumen al expenderlo y contraerlo y al vientre le cambia sólo de forma más no de volumen, esta cavidad abdominal es digamos como una especie de globo con agua que al presionarlo de un lado solamente se abulta del otro sin cambiar nunca de volumen. El diafragma es entonces el que puede regular también la presión, velocidad e intensidad de la entrada y salida de aire de acuerdo a las necesidades de nuestro metabolismo.
El concepto erróneo de que tener más cantidad de oxígeno en la sangre es sinónimo de juventud y buena salud es totalmente erróneo, al igual que en todo, el prana es también apana, esto genera un balance, el dióxido de carbono es lo que nos permite no intoxicarnos con el oxígeno ya que este es tóxico, por lo tanto un  balance de los dos componentes debe siempre existir y sólo en algunos momentos explorar más allá dentro de este mundo de la respiración es aconsejable pues nos lleva a entender todavía más la importancia de este balance al siempre volver a él. 
Respirar es la acción de permitir que el aire entre expandiendo la cavidad del tórax y del vientre al inhalar  y salga comprimiendo pasivamente ambas, las cuales son conectadas por los músculos de la columna y la columna misma, al inhalar la columna se extiende al inhalar y se flexiona al exhalar. Al respira creamos espacio para que el aire entre, esta es la acción natural que el aire cargado de oxígeno tiene ya que la misma presión atmosférica de la tierra provoca que el aire que hay busque llenar todos los espacios, así que al permitir que el oxígeno penetre nuestras células estamos permitiendo a la tierra alimentarnos de esta energía de vida.
Respirar va más allá de tomar y exhalar aire, respirar nos conecta con la energía de la vida y al estar sin aire recordamos la impermanencia de este plano. Al respirar entra en juego también las direcciones en que se mueve el viento sutil llamado Prana Vayu.
El prana o fuerza vital en el cuerpo humano se mueve en 5 diferentes direcciones o vientos "Prana vayus", cada uno tiene su propia dirección, función y área dentro del cuerpo físico, los más importantes serían Prana, Apana, Samana, Udana, vyana.
1-Prana Vayu, se localiza en el área del pecho entre el diafragma y la laringe, tiene a su cargo la zona del corazón y sus funciones. Prana Vayu significa "Aire moviéndose hacia el frente". Regula la toma de energía y la provisión de la misma a todo el sistema, su movimiento es hacia arriba al inhalar del ombligo hacia el tercer ojo.
2-Apana Vayu , su movimiento es hacia abajo de la región de la zona pélvica debajo del ombligo al exhalar. Controla la función de los riñones, colon, órganos reproductivos. Su significado literal "Aire que se aleja". Apana vayu se mueve hacia abajo y hacia afuera y es responsable de la eliminación de todo aquello que es desecho incluyendo emociones negativas y bloqueos.
3-Samana Vayu, "Aire balanceándose" se sitúa entre el ombligo y las costillas y es el estabilizador de las dos fuerzas opuestas de prana y apana, controla el sistema digestivo y las emociones y  se contrae hacia el centro.
4-Udana, " Aire moviéndose hacia arriba"  se encuentra entre cabeza y garganta, su movimiento hacia arriba gobierna el crecimiento del cuerpo así como la comunicación.
5-Vyana Vayu, "Aire moviéndose hacia afuera",  mueve el prana del centro a la periferia. Se distribuye desde el centro del cuerpo hacia las extremidades, es un empujón energético para los demás vayus. Vyana se encarga de la relajación y contracción de todos los músculos, el movimiento de las articulaciones, así como la circulación de emociones y pensamientos.
Ser consciente de estos cinco movimientos del Prana y de como funciona nuestro sistema respiratorio en nuestro cuerpo nos ayuda enormemente en nuestra práctica y de manera automática somos más conscientes de todo lo sutil que nos rodea.
De acuerdo al linaje Krishnamacharya/Desikachar, afirma que las técnicas de posturas y respiración ocurren en un contexto y que, ignorar este contexto puede traer mayor mal que beneficio en la aplicación de una herramienta tan poderosa como la yoga terapia; es decir,  que cada persona tiene y vive una circunstancia diferente en su vida y por lo tanto debemos personalizar lo más posible su práctica, proporcionándole a cada uno las variaciones adecuadas que le beneficien en su práctica y por lo tanto en su vida.
Respira, equilibra, se consciente de todo el movimiento, buena práctica.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario